¿Qué puedo hacer?

Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a vivir una vida libre de violencias. Por eso es importante conocer las distintas formas en que suceden, observar al niña o niño y estar atento a las señales que se presentan para poder identificar si está sufriendo algún tipo de violencia.

Si sospechás o conoces que una niña o niño está expuesto a violencia, es importante que:

  • Trates de hablar con ella o él, sin interrogar, y escuches atentamente lo que te dice, si está en condiciones de mantener una charla porque su edad y su estado de ánimo se lo permite.
  • Trates de mantener la calma, escuchando sin culpar ni juzgar.
  • Le hagas saber que ha hecho lo correcto al contarte.
  • Le afirmes que no es su culpa y que ha sido muy valiente en contarlo.
  • Le digas que vas a tomar en serio lo que te contó, y que vas a ayudarla/oa.
  • No confrontes con quien comete la agresión.
  • Es importante que le cuentes a la niña o al niño qué es lo que vas a hacer con la información que te dio; o teniendo en cuenta su grado de madurez y desarrollo, decidan en conjunto las acciones a tomar.
  • Es importante también que informes lo antes posible a los organismos que brindan asesoramiento y asistencia.
En los casos en que la chica o el chico sea adolescente es importante que tengas en cuenta su autonomía para decidir cómo actuar sobre la situación que está atravesando. Para ello, es fundamental que, además de escucharlas/os, puedas darle información y guiarla/o sobre los distintos organismos que pueden asesorarla/o y brindarle asistencia.
SI SE TRATA DE VIOLENCIA EN ENTORNOS DIGITALES

  • No borres ningún contenido de la computadora, tablet o teléfono celular.
  • No denuncies el perfil del acosador en la red social o plataforma web.

SI SE TRATA DE VIOLENCIA INSTITUCIONAL

  • Si presenciás un hecho en el cual una chica o un chico está sufriendo violencia institucional, trates de permanecer en el lugar acompañándola/o.
  • Te comuniques inmediatamente a un teléfono de emergencia para que no continúen los abusos y evitar que la situación se agrave.
  • Busques ayuda, llames a otras personas. La presencia de testigos puede contribuir a persuadir la actitud de quien ejerce la violencia.
  • Si es posible, trates de filmar la situación a través del uso de teléfonos móviles.
  • Intentes identificar a qué fuerza de seguridad pertenecen los agentes y el número de móvil y sus nombres.
  • Trates de recordar el lugar del hecho y la hora, e identificar testigos.